10 ESTRATEGIAS QUE TE AYUDARÁN A ALCANZAR TUS PROPÓSITOS Y METAS!

Nunca es tarde para empezar o seguir adelante con las metas que nos hemos propuesto.

Por Pablo Barrera / imágenes de pixabay


Seguramente como todas las personas tienes tus propósitos y tendrás metas por cumplir en la vida. Todos las tenemos, sin embargo, muchas veces no terminamos por alcanzarlas por diversos motivos. 

A veces nos desanimamos y cuando nos damos cuenta, ha pasado el tiempo y no hemos logrado lo que queríamos y luego dejamos esas metas a un lado. A todos nos pasa. 

Sabemos que no es fácil, pues nada en la vida que valga la pena lo es, sin embargo aquí te compartiremos 10 estrategias que te ayudarán a lograr lo que te has propuesto y a lograr otras cosas que no tenías pensado.

1. Analizar tu vida y ve los cambios que debes hacer y preguntarte por qué haces lo que haces:


Este es el primer paso y el más importante para empezar. Cuando tú analizas tu vida y te das cuenta que necesitas cambiar ciertos aspectos para bien tuyo, algunos tal vez impacten de manera negativa tu salud, tus relaciones personales ó tu crecimiento personal, entonces es cuando debes hacer un alto en tu vida y decir: ¿Qué estoy haciendo? ¿Por qué lo hago? Y ¿Cuáles son las consecuencias o el futuro que me espera si sigo así? 

Al visualizar tu presente y tu futuro, viendo cómo vives y analizando las razones por las cuáles lo  haces, te darás cuenta que debes cambiar ciertos comportamientos para tu bien, pues nadie más lo hará por ti y si no comienzas hoy, mañana podría ser muy tarde. Esa será la llama que encienda esa chispa que te lleve a tener un propósito firme con el cual tú decidas realmente mejorar tu vida. 

2. Tener una visión y un propósito claro y fuerte:


Luego de que hayas analizado tu vida y descubierto lo que debes cambiar y más importante aún, porque debes hacerlo, lo siguiente será con ello formular una visión y un propósito lo suficientemente claro y fuerte como para poder iniciar. Tu motivación debe ser muy fuerte para superar cualquier obstáculo que se te ponga en frente. Por ello debes contar con un propósito tan grande, que aun cuando haya dificultades, tú sepas que seguirás adelante porque es para beneficio propio. Así mismo la visión te ayudará a ver qué es lo que lograrás y como te verás al final de la meta al alcanzarla. Tienes que verte teniendo éxito en la misma. 

Por ejemplo: Si te has dado cuenta de que si sigues comiendo comida chatarra muy frecuentemente, entonces eso puede hacer que se eleve tu nivel de triglicéridos ó colesterol, ó algún otro componente que pueda ser de riesgo para tu organismo, siendo las consecuencias de que pueda darte diabetes o alguna otra enfermedad similar. Entonces, tu propósito podría ser: comer menos comida chatarra y hacer más ejercicio, (podrías comenzar con media hora tres veces a la semana e incrementarlo a 5 veces cada semana conforme pasa el tiempo). Al pasar los meses podrías disminuir cada vez más la frecuencia con la que compras comida chatarra para que al final solo comas una vez de vez en cuando y hagas ejercicio todos los días, ya sea media hora ó una hora, y complementar todo ello con una dieta sana, que te permita vivir mejor y sin riesgo de enfermedades. 

3. Definir metas claras, realistas, medibles y alcanzables:


Publicidad


Luego de tener el propósito, hay que tener una meta bien establecida para el mismo. Se dice que un propósito con fecha límite, es una meta, sino es solo un sueño. 

Muchas veces fracasamos porque no tenemos metas claras, realistas ni alcanzables. Ni siquiera sabemos que queremos lograr específicamente al finalizar el 31 de diciembre de cada año. 

Tal vez deseamos ganar un millón de quetzales o dólares, sin embargo es posible que alcancemos al año un promedio inferior a los Q50,000.00. 

Una meta podría ser ganar Q60,000.00 al año, ya sea con trabajos extras, convirtiéndonos en emprendedores en nuestro tiempo libre, vendiendo productos por catálogo a nuestros compañeros o compañeras del trabajo, etc. 

Esas son metas alcanzables, realistas y que pueden ser fáciles de conseguir, y si en dado caso no lo lograras por alguna razón, siempre habrás mejorado con respecto al año anterior. 

Para ello debemos analizar nuestra realidad y entorno, así como a nosotros mismos y ser conscientes de lo que somos capaces de hacer.

Nuestro consejo es tener 5 metas claras como máximo, ya que tener más puede saturarte y tener menos metas, puede resultar en una falta de motivación para lograrlo, pero eso depende de ti. 

4. Dividir las metas en metas cortas y perseverar en ellas:


Muchas personas se estresan porque se ponen metas muy difíciles de lograr, en un tiempo corto y cuando se dan cuenta queda poco tiempo para realizarlas. 

Uno de los consejos es dividir la meta en metas más pequeñas y en niveles, por ejemplo: si tú quieres ganar Q10,000.00 extra al año, puedes dividir esa cantidad entre los doce meses del año, con lo que sería Q833,33 mensuales, y si lo divides en las 4 semanas del mes, sería Q208,33, lo cual es más aceptable, corto y medible que si te propusieras ganar Q10,000.00 en un solo mes. 

Así mismo en esto puedes tener una meta a 5 o 10 años y desglosarla en esos años, meses, semanas y hasta en días, para poder realizarla de a poco. Lo importante es seguir y perseverar cada día en ello.

5. Medir el progreso de tus metas y analizar los resultados:


Como hemos visto en ejemplos anteriores, es importante saber qué acciones vas a tomar, en cuanto tiempo y cómo medirás los resultados obtenidos de las mismas. Si no tenemos un control de lo que queremos lograr, no sabremos si estamos mejorando o empeorando. Una simple hoja de papel con la meta desglosada en los meses, semanas y días puede ser útil para medir si estamos haciendo lo que debemos cada día. 

Supongamos que tu propósito es leer un libro de 90 páginas cada semana, tu meta al día debería ser leer casi 13 páginas al día. Pero puedes empezar progresivamente, leyendo una página al día hasta que puedas acostumbrarte más. Entonces cada día deberías medir el número de páginas que has leído y ver si has progresado o te has rezagado. Al ver los resultados debes tomar las acciones de seguir ó ver si hay distractores, como redes sociales, que te impidan realizar esto. 

Una acción en caso de tener distracciones como redes sociales, podría ser, reducir en 20 minutos a media hora el tiempo que pasas en ellas al día y usar ese tiempo para la lectura. 

6. Aprender a descansar en vez de rendirse:


A veces, cuando queremos lograr una meta, le ponemos todo el esfuerzo, toda la carne al asador y luego ya no tenemos energías para poder seguir adelante, nos quemamos, nos agotamos y por último nos rendimos. Por ello es importante aprender a descansar a cada cierto tiempo para recuperarnos y luego seguir adelante con las baterías recargadas. 

Por ejemplo, si vas al gimnasio 5-6 veces a la semana, puedes descansar al séptimo día para luego continuar tu rutina la semana siguiente. 

Esto es válido e importante en todos los aspectos. Sobrecargarnos solo nos dará estrés y ello entorpecerá la labor que estamos haciendo.

7. Recompensarte a ti mismo(a) al alcanzar las metas cortas y el propósito final:


Si bien es cierto, que hay que perseverar y actuar cada día para lograr nuestras metas, una vez logradas las fases, niveles o metas cortas propuestas, debes darte un premio a ti mismo(a). Un regalo que te motive a seguir adelante y decir: lo he hecho bien. 

Esto es importante. La motivación, así como el descanso (a su debido tiempo claro) es un buen aliciente para seguir en el camino y llegar cada vez más a tu fin. Es como un juego, cada vez que tu acabas un nivel, te dan un bonus o algún premio, ítem o puntos que te darán una ventaja en niveles superiores, entonces cuando tu leas 4 libros al mes, por ejemplo o cuando tu hayas logrado hacer ejercicio todas las semanas en los días propuestos, cuando te hayas ganado ese dinero extra, entonces está bien darte un gusto pequeño, no tiene que ser grande, ni siquiera un gran regalo, pero si algo lo suficientemente motivante para que puedas sentirte bien por lograr el objetivo.

Una vez hayas logrado tu propósito final, puedes irte de viaje, cenar en un lujoso restaurante, comprar aquella ropa que tanto te gustaba pero que era cara y puedes hacerlo porque te lo has ganado. Eso será un premio en sí mismo. 

8. Aplicar la mejora continua:


Cuando vayas teniendo progresos y veas los resultados, hayas medido los mismos y sepas que vas por buen camino, introduce pequeños cambios cada día o semana, que te ayuden a mejorar en tu progreso. 

Puedes por ejemplo: usar una aplicación para medir tu tiempo y así controlar las tareas que haces y en cuento tiempo las haces. Hoy en día hay tantas soluciones que te pueden ayudar a mejor cada día en estos aspectos.

9. Convertir en un hábito lo que ya haces:


Se dice que para desarrollar un hábito se necesitan 50 días, otros dicen que 90, otros un mes. Ya sea el tiempo que te tome, las acciones que haces para alcanzar la meta deben volverse un hábito, una extensión de ti. Ya que los buenos hábitos, traen disciplina, la cual trae buenos resultados.

Una vez que los hayas adoptado como hábito, dichas acciones, entonces te serán más fáciles de realizar y no te pesarán nada, sino que se volverán parte integral de tu día a día.

10. Vivir las estrategias como un estilo de vida:


Una vez hayas alcanzado tus metas, desarrollado hábitos, tener un sistema (tal vez sencillo pero eficaz) de recompensa a ti mismo por lograr todo ello, puedes volverlo un estilo de vida. 

Así es, todo gran camino comienza con un primer paso y toda una vida comienza con un día a la vez. Ya no tendrás que preocuparte por hacer aquello que tanto querías, sino que será una parte de tu vida diaria. 

Cada año, harás ejercicio una hora al día, leerás un libro a la semana, quizás dos, ganarás Q10,000.00 extras que en 5-10 años se traducirán en Q50,000.00 a Q100,000.00 ó más y lograrás lo que estabas esperando. Y todo ello será normal para ti, pues lo convertirás en parte de tu forma de vivir. 


Esta es quizás la estrategia más satisfactoria porque tus propósitos y metas ahora serán una realidad. Y si en dado caso no lo lograrás, no te preocupes, lo importante es intentarlo cuantas veces sea necesario y con ello lograr estar en un lugar mejor del que imaginaste. Al final depende de ti utilizar estas estrategias y la medida en la que lo hagas. Te deseamos un feliz viaje en este camino por recorrer y que alcances tus propósitos y metas!

XelaInFocus

Un quetzalteco que quiere dar a conocer lo suyo a todo el mundo. 100% superchivo!!!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Que tal!!! te invitamos a que comentes en este blog, siempre con respeto y cordialidad, porque tu opinión es importante para nosotros y esperamos mejorar con tus sugerencias.

Gracias!!!
Atte. XelaInfocus

Cookies Policy

Usamos cookies para asegurar que nuestro sitio web funciona apropiadamente y para recoger estadísticas acerca de usuarios para poder mejorar el sitio. Si continuas navegando en este sitio aceptas el uso de nuestras cookies.

Instagram