La deconstrucción y el bestiario de Christian Luna que le valieron el premio del I Certamen de Poesía Joven “Laura Damián”.

Por Pablo Barrera

El sábado 12 de enero del 2019 se realizó en Casa No’j, la Premiación del I Certamen de Poesía Joven “Laura Damián”, en donde se otorgó el primer lugar así como una serie de premios a Christian Luna, estudiante universitario de la Licenciatura en Letras y Filosofía en la Universidad Rafael Landívar (según la página de Sion Editorial), nacido en la Ciudad de Guatemala, el cual ganó con su poemario “Bestias, míralas”. 


"La idea de este certamen es que fuera diferente. Que se premiaran a personas menores de 20 años, hubo sus pro y sus contras. Pero al final llegaron 7 obras de la cuales, la de Christian fue seleccionada que se llama: 'Bestias míralas'” comentó Manuel Rodas, Director de Sión Editorial, quien hizo la presentación.

El nombre de este certamen se debe a que en la obra del escritor chileno Roberto Bolaño “Los detectives salvajes”, hay un premio de poesía con el mismo nombre, con una temática similar, por lo cual se decidió llamarlo así.

El jurado estuvo a cargo de Eynar Menéndez de Editorial los Zopilotes, Luis Morales, catedrático de la USAC, en la Facultad de Letras y Joss Pinto, curadora de arte y poeta de la Ciudad de Guatemala. 

“Verdaderamente es digno de celebrar cuando se hace el harto esfuerzo de elaborar plataformas que impulsan la creación artística, específicamente literato" fue una declaración que enviaron los jueces, los cuales no pudieron asistir al evento por distintas razones.

Según Rodas, para la primera edición se imprimieron 50 ejemplares, 70% para el autor y el 30% para la editorial, algo que no es usual pues generalmente se trabaja con 10% para el autor y 90% para la editorial.

Un sueño cumplido:


"Esto es un sueño cumplido, esto es algo increíble" expresó el ganador, mismo que a sus escasos 18 años, ya muestra una madurez literaria y una habilidad que le hacen acreedor a ser uno de los futuros intelectuales del pensamiento contemporáneo del país. 

Así mismo Christian nos narró el proceso para llegar al resultado final, en el que jugó con las cursivas y el bold de las letras tratando de forzar una cierta lectura, una cierta pronunciación, así como el acto de caer de las letras, de las palabras. 

Al hablar de cosas infinitas, estas (las palabras) se alargan y se construye una palabra en la que trató que pareciera desaparecer hasta el infinito. Otros recursos utilizados fueron los anagramas. Todo ello para reforzar el mensaje, mediante la gráfica de las palabras y volverlas parte de la estructura de la narrativa.

Christian cuenta que escribió una parte de su poemario en las mañanas, nutriéndose de ideas, de algo que le sucedió, de lo que le llamó la atención o de su propia persona. Escribió varios de sus poemas en el teléfono y luego los acomodó en Word para que quedaran de la misma forma que los visualizaba en el mismo. La estética es importante para él y para el significado de su obra.

Ana Lucía, amiga suya lo ayudó mucho con la ortografía, algo que agradece profundamente. Luego de haber enviado el poemario al concurso, trato de olvidarse de ello. Finalmente se enteraría por otra amiga que participó, que él había resultado ganador del certamen.

Descripción personal y de aquellos a su alrededor:


Para sumarizar su obra, comenta el autor que: "Bestiario" son descripciones de personas que ha querido o quiere. Es una antología de sus experiencias, de su persona. 

Para el autor, este poemario se edifica en dos partes: “Las dos temáticas básicamente son: la deconstrucción de mi persona y luego está el bestiario que es el que nombra y del que parte el resto del enunciado del poemario.”

Lo que Christian quiere con esta antología, es que el lector se deconstruya así mismo y a su persona al leer disolutos (primera parte del poemario) y luego en bestiario, sino se deconstruyó, entonces que se encuentre en las bellas descripciones idealizadas. En pocas palabras dice Christian, busca "que el lector se refleje", siendo un "espejo donde me acepto" refiere Luna. 

El poemario es "como un cine en movimiento todo el rato", asegurando que "son los cuadros de la película, cada poema". 

Al preguntársele con respecto a las referencias en su obra, comento: "Todo viene de algún lado". Como ejemplo está Cortázar, el cual ha influido con su poesía en él. También hay referencias al arte, películas y de "otros lados" comenta Luna. 

Dos partes para encontrarse en su obra:


La primera parte, la cual es ‘disolutos’, es introspectiva acorde a lo que nos comenta Christian. “Es la deconstrucción de mi persona presentada ahí y luego cuando encuentro estas dos partes que pareciera que no tienen mucha diferencia, lo que intento con los paratextos, el título, los títulos de los capítulos, de las partes y con las microficciones que acompañan el título de cada texto, es construir la narrativa de la identificación o con la deconstrucción, o con las bestias” para que el lector se vea reflejado o esa es la intención, la cual el autor desconoce si logra o no. 

Los poemas 'Costureras' y la 'Luciérnaga', la cual tiene otra historia interesante, según el autor, describen a otras personas, al citar ejemplos. Estos poemas son ajenos al escritor, con respecto a que no son introspectivos. 

La segunda parte es el “Bestiario”. En literatura, este se refiere a una recopilación o catálogo de animales fabulosos, así como de sus ilustraciones y descripciones. El primero de ellos considerado como tal es Physiologus griego que recopilaba conocimientos sobre animales de autores clásicos. Jorge Luis Borges en colaboración con Margarita Guerrero, publicaron “El libro de los seres imaginarios”, bestiario de animales imaginados a lo largo de los siglos. J.R.R. Tolkien, así como autores similares en estilo y contenido, han mezclado elementos de la mitología, cuentos de hadas y bestiarios medievales en sus obras. 

Pero el ‘bestiario’ que ha influenciado la obra de Christian y al cual se refiere, es el de Cortázar publicado en 1951, que contiene varios cuentos que el mismo autor argentino, describió como autoterapias de tipo psicoanalítico.

En tal compendio, las bestias representan monstruosidades no físicas sino psíquicas -a pesar de que si hay figuras como conejos o un tigre en los mismos- como la fuerza que expulsa a dos hermanos, en Casa tomada. Aquí los monstruos son metáforas de condiciones, defectos y conceptos de las personas.

“En él, usted puede leer los cuentos, por ejemplo: descripciones de personas, un hombre que vomita conejos (cuento Carta a una Señorita en París, ‘Bestiario’ de Cortázar). Esto también existe en "Bestiario" (refiriéndose ahora al poemario de Christian) puesto que ustedes pueden leer los colores“, nos comenta el autor. 

Así mismo nos cuenta que para diferenciar a los tipos de bestias y sus descripciones utilizó dos colores “verde y amarillo. Ambas son bestias distintas, son personas distintas a las que se les escribieron bastantes poemas.” Nos confiere Luna. 

“El bestiario está construido en descripciones. Son poemas que son descripciones de otras personas. Hay unas que son muy claras, por ejemplo, poemas que imitan un poco a los cubistas, describiendo partes numéricas y cosas por el estilo. Luego están otros un poco más surrealistas. Por ejemplo: criaturas, bestias del poema y los poemas que tienen varios poemas” comenta al develar lo que compone esta parte, el autor.

Una antología de su juventud:


Christian, comenzó su obra desde hace algunos años: "Es una antología de poemas escritos a lo largo de toda mi adolescencia y juventud temprana hasta mis recién cumplidos 18 años. Fueron poemas que se llevaron a cabo, en esa época, desde los 15 años, el más antiguo que he encontrado. Y todos han sufrido muchos cambios a lo largo del tiempo. Todos han sido reconstruidos. La primera versión casi siempre estaba escrita en una forma de poesía en prosa y luego cuando se necesitaba editar el poemario para presentarlo, se escogieron algunos que tuvieron cierta corrección y narrativa. Cuando fueron elegidos se dividieron por temáticas” nos cuenta Luna el cual comenta que se buscó poemas con temáticas en común. 

Jugando con los colores:

“Está el juego de los colores, ustedes podrán encontrar en muchos de los poemas de disolutos, que la deconstrucción puede empezar desde alguna de estas dos personas, desde amarillo o verde.” Así mismo la correlación que al principio no es tan evidente, se haya con que es la descripción de las personas, según nos comenta el ganador.

El poemario tiene cuentas distintas como nos menciona Christian: “De disolutos son 10 – 12 (poemas)”. Con bestiario es una cuenta distinta, "cada criatura tiene un solo poema y este se cuenta solito", amarillo y verde tienen cuentas distintas, verde tiene 3 poemas y amarillo 4, siendo 28 poemas aproximadamente según Luna.

Poema con el que más se identifica:

Para Christian, de entre todo el compendio, hay un poema con el que puede relacionarse más: "Con el que más me identifico, porque es tan situacional es el que se llama 'Un maldito poeta', porque habla de no tenerse aprecio a uno mismo como poeta y del simple deseo de no hacer nada. Uno no desea ni ser famoso ni nada, solo está el intento de hacerlo y como dice ahí: 'que quede escrito en la historia mi intento de hacerlo en latido.' parafraseando.

Con "Un maldito poeta" expresa desde su interioridad que solo busca a lo mucho ser recordado, al final solo busca intentarlo, intentar ser poeta y gozar el camino mientras trata de serlo. 

Con respecto a su futuro:

"Yo soy una persona muy del momento, muy del instante, muy espontánea. No me gusta planear mucho, se más o menos adónde voy y que es lo que quiero" nos cuenta el autor, quien nos confiesa que desea culminar su carrera y dedicarse a estudios filosóficos y del posmodernismo. Así mismo le gustaría encontrar algún puesto de trabajo de maestro de literatura, filosofía o de editor. 

Christian es un joven perspicaz. Ya no es una promesa sino una realidad de la poesía contemporánea guatemalteca, que las nuevas generaciones de la región centroamericana nos dan a conocer. 
Aquellas que a través de su celular o cualquier recurso con el que dispongan pueden deconstruir, reconstruir y plasmar en letras (ahora digitales) un mundo, un universo, una realidad o en este caso, un espejo en el cual reflejarse y verse a uno mismo. Mismo que será utilizado para poder ver aquellas condiciones humanas inherentes al individuo, aquellas ‘bestias’ internas con las cuales todos convivimos, luchamos, perdemos y ganamos en una espiral interminable que alcanza su cenit en el ocaso de la vida humana.

Al final nos quedamos con esta frase de Christian que bien se puede aplicar a cada una de nuestras situaciones y caminos sean cual fueren estos:

“Uno no desea ni ser famoso ni nada, solo está el intento de hacerlo (ser poeta o ser –así lo interpretamos nosotros- quien tú quieras ser) y como dice ahí: 'que quede escrito en la historia mi intento de hacerlo en latido.' parafraseando.” Christian Luna.

XelaInFocus

Un quetzalteco que quiere dar a conocer lo suyo a todo el mundo. 100% superchivo!!!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Que tal!!! te invitamos a que comentes en este blog, siempre con respeto y cordialidad, porque tu opinión es importante para nosotros y esperamos mejorar con tus sugerencias.

Gracias!!!
Atte. XelaInfocus

Cookies Policy

Usamos cookies para asegurar que nuestro sitio web funciona apropiadamente y para recoger estadísticas acerca de usuarios para poder mejorar el sitio. Si continuas navegando en este sitio aceptas el uso de nuestras cookies.

Instagram